Dios, La Lluvia y El Cambio.

por Diego

¿Habrá sido un presagio? ¿Una advertencia de lo que puede venir? La lluvia pareciera indicar que el cambio de mando que realizó la presidenta no llegó en el mejor momento. ¿Quizás Dios se enojó con ella por no hacerle llegar un mapa del transantiago? ¿O fue porque sacó al único hombre que estaba dando la cara ante la “peor crisis desde la vuelta a la democracia”? ¿Se enojó Dios con “la gordi” porque no se ha podido subir a la micro? ¿Estará reclamando por la cabeza de Zamorano?

Quizás no le gustó los nombres que designaron o simplemente se puso a llorar al ver lo mal que lo estamos pasando.