El Post Perdido.

por Diego

En serio. Me desperté con una idea en la cabeza y la estuve “craneando” todo el día. Iba todo muy bien. Salió el sol en la mañana y no hizo tanto frío como ayer; todo eso acompañado por buenas clases, de aquellas que sueles recordar no por los apuntes, sino por lo que te queda en la cabeza. Y la idea seguía en mi cabeza, no la quise anotar porque todo fluía como un río en un día de primavera.

Y no tengo idea de que sucedió. La idea que guardé con tanto recelo en mi cabeza desapareció, como quien arranca una flor de una patada. No recuerdo si fue al salir de clases o en el metro, tras escuchar esa vocecita que decía “estación Los Héroes, combinación con línea 2. Deje bajar antes de subir”. Todo llegó como un relámpago en una noche de lluvia tormentosa; y así como llegó, así se fue. De un momento a otro.

Y aquí estoy ahora, lamentándome de como perdí ese post que iba a poner en mi blog y que tanto retuve en mi cabeza; ese que iba a hacerme famoso y que iba a hacer que las visitas subieran a “seis mil vistas al blog” en 4 minutos.