Chile se Vendió al Local que Tiene el Diablo en la Tierra: Microsoft.

por Diego

Todos quedamos con un tremendo WTF?! en el cuerpo cuando supimos que los “genios” del gobierno (específicamente el “Honorable Cafiche” Ministro de Economía Alejandro Ferreiro) decidieron firmar un “Acuerdo de Colaboración” (claramente con la forma de un contrato) entre el diablo en persona Microsoft y el Gobierno de Chile. Toda el aparato tecnológico gubernamental estará bajo los productos que la multinacional de los grandes tentáculos imponga. Olvídate de ver una manzanita o software libre en algún departamento fiscal, eso ya no va más.

Para que se hagan un resumen, la idea de mundo descrita por George Orwell en 1984 se hace realidad en en nuestro país: Chile tiene a su propio Gran Hermano, Microsoft Corporation.

Las voces de protesta reaccionaron de inmediato y ya comenzaron a formarse “frentes de liberación digitales” que buscan acabar de plano con este acuerdo que, a nuestra opinión, tiene más contras que pros.

Entérate del acuerdo y más después del salto al otro lado del post.

Partamos por que Microsoft se compromete a enseñarle a toda persona entre 18 y 35 años a utilizar SUS PRODUCTOS, no como navegar por internet con cualquier navegador, no a crear documentos de textos con cualquier programa. Sólo con aquel que lleve el nombre Microsoft antes.

O sea que si querías usar Firefox en tu escuela pública, no podrás hacerlo. Para esto la multinacional se compromete a invertir US$ 1.000.000, lo que es un moco para ellos. Si no alcanza, el Gobierno (con la plata de todos) pone el resto, como en muchos otros puntos del acuerdo. Además el margen de selección de las personas que contarían con esta capacitación es tan corto que aquellos que ya estén trabajando para el Estado y no estén dentro de dicho margen, se quedarán fuera.

Seguimos. Microsoft creará un espacio para que cada ciudadano tengan acceso a toda la información, notificaciones e interacción relevante con instituciones públicas. Para esto cada ciudadano contará con una cuenta tipo “Live” (Hotmail, Messenger, My Space y todas esas…); el gobierno se compromete a crear la infraestructura básica computacional para que esto se lleve a cabo, por que recuerden que no todos los chilenos tienen acceso a un computador, mucho menos a internet. Todo lo anterior podrá lograrse con la coordinación del Servicio de Registro Civil e Identificación.

Como yo lo veo, el gobierno entregará TODOS NUESTROS DATOS para que los maneje una multinacional EXTRANJERA a través de My Space. Esto es un abuso a nuestra privacidad; nosotros decidimos si queremos o no abrir una cuenta Hotmail o un sitio My Space, NO EL GOBIERNO.

Siguendo con el show, Microsoft se compromete a proveer software “para que los gobiernos locales puedan desarrollar portales que les permitan relacionarse con la comunidad”, mientras que el Ministerio de Economía “se coordinara con la Subsecretaría de Desarrollo Regional generar una oferta a los municipios que les permita contratar los servicios de consultoría requeridos para la personalización de los portales e implementación”.

¿En Español? Todos los que usaban Linux o Software Libre por que era gratis y se ahorraban buenos pesos, tendrán que adquirir Windows para hacer los trámites que, de por sí, ya son enredados. O sea Microsoft o Microsoft. Elige.

Otro punto del acuerdo versa algo así: Microsoft (estoy chato de escribir la palabrita aquella) desarrollará en nuestro país un sistema de incorporación de tecnología de la información para la innovación educativa, buscando hacer más efectivo el desarrollo del sistema escolar pública; generar una red de profesores (que, asumámoslo, la mayoría son mediocres) para que innoven sus métodos de enseñanza, usando las tecnologías de información disponibles en el sistema escolar.

Es decir, las escuelas utilizan la tecnología que Microsoft entrega para luego recoger la inversión a través de licencias posteriores. Así el gobierno sepulta todo Software (Libre o alternativo) que pudiera estar desarrollándose en el país para que alumnos y profesores salgan aprendiendo a utilizar productos Microsoft, lo que, claramente, trae ganancias para la empresa de Redmond.

Lo que preocupa es cuando se toca el tema de las PYMES. Sobre esto, el acuerdo habla que se crearán alianzas con actores del mercado, incluido el retail, para facilitar el acceso y la adopción de herramientas de negocios que mejoren las capacidades de gestión de las PYMES chilenas mediante la incorporación de un PC y software de gestión especialmente diseñado para ello.

En otras palabras, los esforzados pequeños y medianos empresarios están atados de manos. Si quieren usar tecnología computacional y acceder al apoyo del gobierno, necesariamente deben usar el software recomendado por La Moneda, es decir, la libertad es coartada, obligándote a usar Windows.

Algo similar sucede para adoptar tecnologías que apoyen a todos los estudiantes del país que se encuentren registrados o sujetos al beneficio de la Tarjeta Nacional Estudiantil (administrada por el INJUV). Para estos efectos, Mierdasoft Microsoft se compromete a ofrecer la Enciclopedia Multimedia MS Math: que ayuda a resolver ecuaciones, geometría, paso a paso e Integración con Office: Plantillas y modelos para proyectos y trabajos, presentaciones, diagramas y gráficos.

¿Resumen? Todos los estudiantes con Pase Escolar o Tarjeta Nacional Estudiantil pasarán a ser parte de la carpeta de clientes de Microsoft. Aprendiendo desde pequeños a hablar con el diablo.

Lo que puede rescatarse del acuerdo (si no todo es tan malo, ¡ja!) es que la multinacional de los grandes tentáculos se compromete al desarrollo de una internet segura, ejecutada dentro de CIERTOS establecimientos estudiantiles. La idea es que los estudiantes aprendan desde chiquititos COMO navegar por internet.

Como dije anteriormente, esto es algo rescatable, sobre todo con los múltiples caso de pedofilia que ha enfrentado el país.

Sigamos, por que ya estamos terminando. Microsoft se compromete a apoyar económicamente al Centro de Monitoreo, Análisis y Capacitación de incidentes de seguridad que depende del Departamento de Ciencias de la Computación de la Universidad de Chile.

Una sola cosa: es bien sabido que la Universidad de Chile (sobre todo el DCC) no son muy buenos amigos del software de Microsoft; prefieren ser Libres.

Para finalizar, Microsoft se compromete a desarrollar un estudio en al menos tres sectores de relevancia de la economía nacional sobre el impacto de las tecnologías de la información en las cadenas productivas para difundir los beneficios del uso de las tecnologías de información en la competitividad de dichos sectores”.

Recién en abril, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, la SOFOFA, la Corfo y (¡sorpresa!) el propio Ministerio de Economía firmaron un acuerdo para el mejoramiento de las tecnologías de la información de la MIPYMES y gobiernos locales a través de… ¡SOFTWARE LIBRE! Nada más que decir.

Niños, no podemos dejarnos dominar por una MULTINACIONAL EXTRANJERA QUE NO TIENE MUCHA IDEA DE LA REALIDAD DEL PAÍS. ES LA HORA DE ACTUAR, DE ALZAR LA VOZ POR NUESTROS DERECHOS.

Si quieres más información, haz click acá. Ya estamos trabajando para evitar este peligro inminente.