Los Simpsons, la Película y Yo.

por Diego

simpsmovie.jpg

No recuerdo muy bien cuando vi Los Simpsons por primera vez; seguramente fue una noche de viernes y Canal 13 transmitía la serie en horario nocturno, pues aún se consideraba “para adultos“. Si, ahí debió nacer mi fanatismo por la “cultura amarilla“.

Anoche fue el pre-estreno de la esperada película de la “familia amarilla favorita de América del mundo” y no pude quedar ausente de tan magno evento. A las 22:20 comenzaba a proyectarse el film, y con el tarro de cabritas conmemorativo ya a la mitad (éramos 2 comiendo del mismo tarro) y la gaseosa vacía justo antes de que empezara el show, comenzaba el mejor capítulo de Los Simpsons en mucho tiempo. Por que así se siente la película, como un capítulo que dura hora y media y que no decepciona, para nada.

Los primeros 30 segundos ya comienzas a reirte; y no paras hasta el final. Si, tiene ciertas partes que pueden parecer algo serias, pero eso no se comparan con los miles de chistes que van saliendo cada minuto. Además, los detalles en los escenarios y las referencias a varios capítulos de la serie son sutiles, pero los fanáticos pueden captarlos. Y aparecen todos, TODOS los ciudadanos de Springfield. Es cosa de estar atentos. No está ausente la crítica al presidente estadounidense, el conflicto medio-ambiental y las estrellas invitadas. Y podemos darnos cuenta de porqué a pesar de las miles de cosas que han pasado en estos ya más de 400 capítulos (“uno para cada día del año”, dijo Homero alguna vez), la familia se mantiene unida a pesar de todo.

Los asistentes a la función rieron, aplaudieron y hasta gritaron (sobre todo cuando repitieron el mensaje de Segurito y el Gato Joe, jajajaja), pero todos salieron felices, pues se notaba que lo que acababa de pasar era algo grande, quizás no fue lo más grandioso del mundo, pero era lo correcto en el momento justo.

5 estrellas, dos pulgares arriba, caritas felices por montones o una “A con 2 signos de más” como la prueba donde Lisa hizo trampa. Claro, es la apreciación de un fanático, pero si no es tan fanático, vaya a verla igual, pues nunca esta de más reírse un rato.

P.S 1: no se vayan apenas termine, esperen que los “inviten amablemente a salir del cine“, pues en los créditos los chistes continuan.

P.S 2: doblada o subtitulada, la película se disfruta igual.

Anuncios