Páginas Personales.

por Diego

La otra noche pasé más cerca de siete horas escribiendo. Era algo muy extraño. Me senté frente al computador y las palabras comenzaron a surgir en mi cabeza, buscando ser plasmadas en la pantalla. Y desde la primera frase no puede parar; tenía mucho que decir, mucho que soltar de mi cuerpo y mucho tiempo para hacerlo. A medida que avanzaba el texto se volvía más y más personal, los recuerdos que creía olvidados volvían a mi, para no escapar nunca más.

Alguien dijo una vez “nunca escribas nada si no tienes algo personal que decir”. Esa noche fueron páginas y páginas de lo más personal que he escrito nunca. No sé si algún día lo publique, lo cuente o lo muestre. Lo más probable es que tenga que pasar mucho tiempo antes de que vea la luz. Espero que no sea así.