Palabras en la Micro #8

por Diego

2 jóvenes estudiantes universitarias viajan en el metro

Ella(1): Es que no puede ser más pava la Daniela weona.
Ella(2): ¿Por qué? ¿Qué pasó?
(1): Lo que pasa es que estábamos carreteando el otro día en la casa del Leo y tu cachai que la Daniela está pololeando con el Víctor ¿No? Bueno, la cosa es que de repente llega corriendo a donde estábamos nosotros…
(2): ¿Quiénes son “nosotros”?
(1): Puta, la Maca, el Raúl, la Vero y Yo. ¿Me dejai terminar weona?
(2): Ya, sorry, termina antes de que me baje poh.
(1): Bueno, la cosa es que la Daniela llega corriendo donde estábamos nosotros y nos dice que el Víctor llegó con la hermana. Entonces nos quedamos mirando con cara de extrañeza si todos saben que el Víctor no tiene hermanos, si es hijo único.
(2): Si poh.
(1): Y le preguntamos a la Daniela por qué creía que era la hermana y nos dice: “porque llegó con ella de la mano”. ¿Cachai que es maricón el weón? ¿Cómo se le ocurre lleva a la otra al carrete? Y la weona de la Daniela juraba de guata que era la hermana.
(2): ¿Y le dijeron que no era la hermana?
(1): No poh, si se tenía que dar cuenta sola la mina, para ver si se da cuenta como es el weón.
(2): Puta que son maricones, deberían haberle dicho al tiro.
(1): ¿Y de cuando tan moralista? Si voh también te comiste al Víctor cuando andaba con la Daniela ¿Qué te venís a hacer la weona ahora?

Justo en ese momento se escucha por los parlantes ese clásico “Estación Baquedano, combinación con línea 5“. La “moralista” respira de forma nerviosa y aliviada a la vez.

(2): Ya, mañana hablamos, me contai los detalles, chau.
(1): Ya, no te preocupís, si nadie sabe lo que pasó entre el Víctor y tu.

Nadie sabía, hasta ahora.