Palabras en la Micro #10

por Diego

Él: ¿Has estado alguna vez enamorado?
Ella: en cierta manera.
Él: horrible ¿Verdad?
Ella: ¿En qué modo?
Él: te hace tan vulnerable. Abre tu pecho y tu corazón y alguien puede entrar en ti y destrozarte. Levantas tus defensas. Construyes toda una armadura durante años para que no te hagan daño, y una persona, idéntica a cualquier otra pero que para ti es especial, entra en tu vida… le das un pedazo de ti. No te lo piden. Hacen algo un día, te besan o te sonríen, y entonces tu vida ya no es tuya.
El amor te hace rehén. Entra en ti, te devora y te deja llorado en la oscuridad, y una frase como “seguiremos siendo amigos” se convierte en una astilla de cristal que te atraviesa el corazón.

Ella: estás exagerando.
Él: no, no exagero. El amor duele. No sólo en la imaginación, no sólo en la mente. Duele el alma, el cuerpo, es un dolor interno que te desgarra y es real. Nada debería poder hacer eso. Mucho menos el amor.
Ella: puede que tengas razón, pero no podemos vivir sin él.
Él: eso es lo peor.