(Volver a) Escribir.

por Diego

Ayer me preguntaba cuando tendría tiempo para sentarme a escribir como lo hacía antes. Con ese pensamiento en mi cabeza me fui a dormir; pero la verdad es que no podía dejar de pensar en eso, cuando podría volver a escribir como antes, cuando me pasaba horas dándole al teclado, cuando las ideas en mi cabeza no dejaban de fluir, cuando agarraba un pedazo de papel y lo llenaba de palabras.

No me importa si alguna vez alguien llega a leer lo que escribo, me da lo mismo lo que piensen. A la mierda con el “que dirán”, esas son tonterías que los adultos nos meten en la cabeza desde que somos niños. Si mis palabras no te gustan, lo siento, intento hacer mi mejor esfuerzo. Si te gusta lo que escribo, entonces gracias por haberte dado un minuto o dos para leer esto.

La cosa es que parece que voy a tener que hacerme el tiempo para escribir, pues las ideas están comenzando a aparecer de nuevo. Voy a tener que terminar ese cuento que dejé inconcluso; quien sabe, en una de esas termino haciendo un libro. Después voy a hacer canciones que hablen de lo que vi en la calle, lo que leí en un libro y de la gente que conocí alguna vez y que no quiero recordar. Cuando haya terminado con eso, haré un poema sobre el viento, la luz que cruza mi ventana y tu perfume que me vuelve loco.

Y cuando haya hecho todo eso, voy a poder dormir tranquilo, pues sé que no habré perdido el tiempo. Aunque a nadie le guste, voy a volver a escribir. Sólo espero que cuando vuelva a despertarme en el medio de la noche no sea para quejarme en este blog sobre porque no escribo como antes.