¿El Ratón Mickey Se Queda Sin Casa?

por Diego

Esto lo leí en la mañana y llamó mi atención.

Al parecer la gigantesca Walt Disney podría perder los derechos que tiene sobre su mayor símbolo: el ratón Mickey, cuyo valor monetario se estima en 3.000 millones de dólares. Esto se debería por un simple error en la primera aparición del personaje en el famoso corto animado “Steamboat Willie” de 1928.

El error, que se puede apreciar en la imagen de arriba, está en que entre el nombre de Walt Disney y el término “Copyright” hay otros dos nombres, Ub Iwerks y Cinephone. Según la ley al respecto de 1909 (que es la que se aplica en estos casos, pues los tribunales estadounidenses dirimen cuestiones sobre copyright acatando la legislación vigente en la época) se exigía que la palabra copyright o su símbolo ha de ir “acompañada por el nombre del propietario del copyright”, lo que, según los expertos, significa que ha de ir justo al lado. Además, siguiendo el tratado legal Nimmer sobre copyright un derecho de autor queda anulado cuando varios nombres crean incertidumbre y ambigüedad.

Es por eso que ni Disney ni ninguno de los otros dos sujetos que aparecen en los créditos del corto animado podrían reclamar los derechos sobre el mismo, convirtiendo al ratón más famoso del mundo en dominio público.

En 1999 Lauren Vanpelt, una estudiante de Derecho de la Universidad el Estado de Arizona, escribió un informe en que apoyaba esta tesis y la subió a internet. Un año después Douglas Hedenkamp, otro estudiante de Derecho de la universidad de Georgetown, investigó el informe y consultó la Biblioteca del Congreso de los Estados Unidos y los archivos de la Universidad de Los Angeles, California. Así llegó a la conclusión de que la tesis era correcta y llamó a Disney para pedir explicaciones. Los abogados de la compañía de entretenimiento le respondieron que emprenderían acciones legales si seguía insistiendo en su interés, por lo que Hedenkamp abandonó la causa (¿Tanto miedo le habrán metido?).

EL caso ha sido objeto de discusión durante muchos años en las universidades estadounidenses. “La ley y la equidad se alinean en el bando de la confiscación [de los derechos sobre Mickey Mouse]” ha dicho Michael J. Madison, decano asociado de la Facultad de Derecho de la Universidad de Pittsburgh. Pero él mismo advierte que Disney tiene tanto poder que puede asustar a cualquiera que intente osar cuestionar la legitimidad de sus derechos sobre Mickey.

Al final, el ratón se queda en casa.

Anuncios