Nunca Lo Digas

por Diego

Nunca digas “no hay nada que fotografiar”. Te sucederá, pero no lo digas. Siempre hay algo que fotografiar. Sal fuera. Túmbate en el suelo y mira hacia arriba. Gira sobre tí mismo, boca abajo, y coloca la cámara en el suelo. Mira en el espejo. Coge el camino más largo para ir a casa. Dile a un extraño que quiere hacer una foto y a ver qué se le ocurre. Aprovechar para buscar y celebrar cada día algo único.

El #5 de los consejos para tomar una fotografía al día por 365 días.

[Vía Alt1040]