Hablar y Caminar

por Diego

La escena es sencilla: yo te hablo y te lo digo todo mientras tu me escuchas. Yo doy media vuelta y me retiro, sin esperar respuesta alguna. Si me acompañas, entonces no voy a necesitar nada más.