Excusas

por Diego

No escribo hace rato porque tengo hartas cosas que hacer. Pero después de 4 meses haciendo nada (bueno, casi nada), estar con cosas para leer, ideas por anotar y desarrollar, proyectos en la cabeza y miles de fotografías en el computador me hacen sentir bien. Muy bien.

Al parecer todo va perfecto en mi vida. Bueno, casi perfecto. Supongo que puedo esperar por la perfección.