Apocalipsis teléfónico

por Diego

Estamos super comunicados. Internet móvil parece ser el último escalón hacia la hiperconexión.

A mi eso me da pena, porque los teléfonos públicos están desapareciendo; muy pronto no quedará ninguno de ellos. Y cuando eso suceda, el mundo se va a acabar.