Mientras espero

por Diego

“Ya, pero cuando lleguemos a la casa… hagamos una carrera?” le pregunta un niño a su mamá mientras le cortan el pelo y él disfruta con su bata de Mickey Mouse.

“Ya, pero quédate quieto, tranquilo hijo, no te muevas” le responde la mamá a su niño mientras sostiene a su otra hija.

Yo espero mi turno y las micros pasan por afuera un domingo por la tarde.