Sus vidas y la mía

por Diego

Ustedes y sus vidas no me importan. Sigan tranquilos porque seguramente a ustedes tampoco les importa la mía.